Índice

tornar a l'índex

anar a Flors de Bach

Índex

suggeriments i comentaris

Escoltar música

Vitamines i Minerals
Antioxidants
Sistema Digestiu
Productes més venuts
Beguda Ecològica de Espelta
Propolis
Cioccolini Galetes sense gluten.
Hamburguesa de tofu i algues
Quinoa Bio
Sucre de Canya
Crackers d'Espelta amb Sèsam Bio
Müsli Fruit
El kamut i La Espelta

anar a l'Espelta anar a El kamut

Vitamines i Minerals

Línea Corporal Welleda

anar a Corporal Welleda

La Mel i el Propolis
La Mel i el Propolis
Alimentació natural i bio
anar a Alimentació natural i bio
Comptador de visites

Ens han visitat

Proveïdors


Guia restaurants

 

 

 

 

WATER VIOLET

 

HOTTONIA PALUSTRIS

VIOLETA DEL AGUA

 

 

Descripción


Esta flor crece en el sur y en el este de Inglaterra. Es una planta acuática de tallo erguido sin hojas al final de éste; en forma espiralada se ubican las flores.
Es una planta sensible, en vías de extinción por el uso de químicos y el avance de los drenajes que van achicando cada vez más los hábitats naturales propicios para su desarrollo.


Cuando Bach aisló este remedio encontró la flor en un arroyo. Por ese tiempo estaba profundamente preocupado por la salud de una amiga con una personalidad similar a la que luego sería la caracterología de este remedio.


Relación Botánica


El Hottonia es un género que incluye una única especie de planta acuática marginal. Prefiere la posición semisombreada y suelos húmedos o bien agua poco profunda junto a ríos o pantanos. Las flores aparecen durante el verano en la superficie del agua.
Observaciones psicoterapéuticas


El interés hacia otras personas y la necesidad de intercambiar sentimientos e ideas son características fundamentales del alma humana e imprescindibles para la salud psíquica. Nos enriquecen proporcionándonos nuevas ideas e informa­ciones y nos hacen experimentar nuevos sentimientos. En nuestros semejantes podemos reconocernos como en un espejo: por un lado reaccionan a nuestro comportamiento con una determinada respuesta, lo mismo que el eco a la lla­mada, y por el otro todas las propiedades que descubrimos en ellos son imáge­nes de nuestro propio interior.
La necesidad de comunicación es distinta de un ser humano a otro: mientras que para el extravertido el contacto humano permanente es tan esencial como el aire para respirar, el introvertido sólo lo necesita en un grado reducido. Se debe a que en él cualquier impresión, a diferencia de los que sucede con el extraverti­do que se limita a archivarla, se transfiere de inmediato a las profundidades de su psique y allí pasa a formar parte de su propia sustancia mental en el curso de complejos procesos. Cuanto má~tiempo, tranquilidad y fuerza deba aplicar para conseguirlo, menor será su capacidad para nuevas impresiones. De ahí que cuan­do tiene agotada la capacidad de recepción, su psique «cierra la tienda» y bloquea los nuevos suministros; se vuelve inaccesible, insociable y busca la soledad para poder «digerirlo» todo lo mismo que un animal saciado.


La persona de tipo «violeta de agua», con su predisposición introvertida, ne­cesita este retraimiento con mayor frecuencia que otras, Cuando se le influye o impresiona en exceso, comienza a cerrarse frente al mundo exterior como auto-protección y se retrae. En circunstancias graves (por ejemplo un shock no asimi­lado, vulnerabilidad, fuerte desilusión) esta postura puede adquirir tintes enfermi­zos, prolongarse en el tiempo y fijarse en una postura aisladora y extremadamente reservada. No está entonces en condiciones de diferenciar entre influencias úti­les y perjudiciales y reduce sus contactos humanos más de lo que quisiera y convendría. Rechaza a todo el mundo, se vuelve silencioso, inaccesible, solita­rio e infeliz.


Este estado aparece a menudo también al comienzo de una enfermedad. El uso de monosílabos, la reserva y la incapacidad de entrar en contacto con los de­más indican que se ha generado una problemática interna que debe ser tratada de modo prioritario y no mediante una comunicación con el mundo exterior, sino con un diálogo, consciente o inconsciente, consigo mismo. La enfermedad es una reacción curativa en cuyo curso se libera de todo tipo de venenos y restaura su orden interior.
El tratamiento del síndrome «violeta de agua» consiste, pues, en tranquilidad, comprensión silenciosa y una permanente disposición a la comunicación. Se tra­ta en principio de la restauración del equilibrio interno entre la introversión y la extraversión, de la capacidad de establecer los contactos humanos que haga fal­ta y desprender de una forma natural de todo aquello que se salga de eso.


Descripción del estado:


Reservado, retraído, orgulloso, aislado de los demás. Sentimiento de superioridad respecto de otros, y por esto se corta solo.


Verbalizaciones frecuentes:


“A veces me siento aislado de los demás”, “Me dicen que ando con una coraza a cuestas, pero yo no lo noto”, “Mi esposa se queja de que paso el día trabajando y estudiando y no la ayudo en nada con los chicos”, “Soy de hablar poco, también con mi familia”, “Casi siempre trato de arreglármelas solo en vez de pedir ayuda”, “Me cuesta relacionarme con los demás sin perturbarme”, “Está mal que lo diga, pero me siento superior a la mayoría de quienes conozco”, “Yo no me meto en la vida de nadie; que nadie se meta en la mía”, “Me siento cómodo conmigo mismo, me gusta estar solo”, “Prefiero ser cabeza de ratón que cola de león”.


Para recordar: Orgullo, soledad, sentimiento de superioridad, distanciamiento. Cualidad: Tolerancia.


Organos afectados: ARTICULACIONES, EXTREMIDADES, BOCA, GARGANTA, DIENTES, CUERDAS VOCALES, LARINGE.


Síntomas asociados: enfermedades de tipo reumático, dolores articulares, soledad,
mutismo, problemas vinculares, tristeza, pena, conductas evitativas, histeria e intolerancia.


Claves sintomáticas: RESERVA, SOLEDAD Y ORGULLO


Combinaciones frecuentes con otros remedios:


Acebo (1/38): el misántropo excitado.
Agrimonia (3/38): problemas de contacto por falta de apertura.
Agua de roca (4/38): huida del mundo y automortificación.
Alamo temblón (5/38): problemas de contacto por temores sin aclarar.
Alerce (6/38): problemas de contacto por sentimientos de inferioridad.
Brote de castaño (10/38): carácter mentalmente reservado.
Haya (2 1/38): hermetismo excesivamente tolerante.
Leche de gallina (24/38): trastornos de contacto por conmoción mental.
Mostaza silvestre (28/38): graves trastornos depresivos para tener contacto.
Olivo (30/38): insociabilidad por agotamiento.
Roble albar (33/38): soledad por orgullo.
Sauce (34/38): amargura por delimitación de la libertad.

 

 

 

Productes per a Celíacs

anar a Productes per a Celíacs

El món del Te

anar a El món del Te

Hamburgueses Vegetals

anar a Hamburgueses Vegetals

Sucs i Begudes

anar a Sucs i Begudes

Enllaços

Herbes Medicinals

Anar a Herbes Medicinals

 

 

anar a El kamut anar a l'Espelta