Índice

tornar a l'índex

anar a Flors de Bach

Índex

suggeriments i comentaris

Escoltar música

Vitamines i Minerals
Antioxidants
Sistema Digestiu
Productes més venuts
Beguda Ecològica de Espelta
Propolis
Cioccolini Galetes sense gluten.
Hamburguesa de tofu i algues
Quinoa Bio
Sucre de Canya
Crackers d'Espelta amb Sèsam Bio
Müsli Fruit
El kamut i La Espelta

anar a l'Espelta anar a El kamut

Vitamines i Minerals

Línea Corporal Welleda

anar a Corporal Welleda

La Mel i el Propolis
La Mel i el Propolis
Alimentació natural i bio
anar a Alimentació natural i bio
Comptador de visites

Ens han visitat

Proveïdors


Guia restaurants

 

 

 

 

VERVAIN

 

VERBENA OFFICINALIS

VERBENA

 

 


Descripción


Esta es una pequeña planta nativa del Mediterráneo y aclimatada al sur de Inglaterra. Se la conoce con el nombre de “hierba de todos los males” y se atribuye su carácter curativo al hecho de haber curado las llagas de Jesucristo.
Antiguamente se creía que el quemar ramas del Vervain hacía que los tumores desaparecieran. También era una de las plantas que formaban parte del ritual ígneo de San Juan, en la Normandía francesa.
La verbena fue usada en muchas aplicaciones medicinales como, por ejemplo, el tratamiento de trastornos nerviosos, la detención de hemorragias nasales y para facilitar el parto. También fue empleada para alejar a los demonios y a los malos espíritus.
El Vervain puede crecer en terrenos abiertos, secos y rigurosos y existe una desproporción entre la base de la planta y el tallo delgado que sostiene un pesado ramillete de flores.


El Vervain está representado por el arquetipo “del Guerrero”. El propósito de este complejo psíquico es la afirmación del poder, cl establecer un lugar propio y la transformación de nuestro mundo en un lugar mejor.
En el mito el guerrero desarrolla el valor y cl esfuerzo humano para superar el mal. Puede enfrentarse a dragones (los miedos), adversidades, montañas, ríos, para proteger y ennoblecer a otros.
En este arquetipo se encuentra la raíz de las luchas revolucionarias de los pueblos oprimidos. Las mejores armas del guerrero son la capacidad de mando, su estrategia, la astucia y el honor.


Relación Botánica


Es una planta perenne, con grupos basales de hojas verde oscuras y flores en ramilletes diminutas y de color malva y violeta. Florece desde finales de la primavera hasta finales del verano.


Observaciones psicoterapéuticas


El problema de las personas de tipo «verbena» radica en que precisamente su mayor virtud, la disposición idealista para ayudar, se ha vuelto superficial y des­medida. Parte responsable de todo ello es nuestra cultura, carente en alto grado de sentido, que no educa a las personas a encontrarse a sí mismas y a desarro­llar su sentido de la verdad (verdad no en el sentido moral sino como lo que real­mente es) y, por otra parte, esas mismas personas que no consiguen aplicar de manera racional y eficaz su gran energía y actividad. En cualquier caso tienen que tener bien claro cuál es el significado de ideal y ayuda.


«Ideales» son en principio productos artificiales de una psique insatisfecha. Cuando la realidad de nuestra vida no nos ofrece lo que deseamos, solemos sus­tituirla por una imagen mental mejor, una fantasía, en la que sólo resaltamos aquellos aspectos que nos resultan agradables o buenos. Todo lo aparentemente malo o desagradable queda oscurecido.
Si esta imagen formada por elementos verdaderos y falsos la tomamos como lo que es, una teoría y modelo conceptual, nos enriquece espiritualmente, da co­lor a nuestra vida y alimenta aquellas tendencias que nos conducen por nuestro propio camino. Por el contrario, si la seguimos sin crítica, nos conduce al error porque sólo una parte es cierta. En el fondo de nuestro ser quedaremos todavía más insatisfechos y caemos en un conflicto más profundo con la vida "no ideal" que debemos seguir a pesar de todos los planteamientos ideales.
Mientras que los ideales que referimos a nosotros mismos poseen una cier­ta elasticidad y nuestra psique los adapta en cierto grado y de manera instinti­va a la realidad, aquellos que proyectamos hacia el exterior, al mundo y sobre todo a las restantes personas, carecen de este elemento regulador. Son mucho más teóricos porque surgen principalmente de la razón y a menudo nos vuel­ven duros e intolerantes. Pueden tener un efecto perjudicial sobre todo en la educación, donde se convierten en dogmas, o en la política, donde acaban en ideología.


El idealismo extravertido de la persona de tipo «verbena» tiene también estos componentes, de modo que ésta cae en el papel del misionero que si bien ani­mado de una buena voluntad, ejerce un efecto perjudicial para la «víctima». Cree que ampliando al resto del mundo lo que para él es bueno les irá bien y olvida ve­rificar el valor y la justificación de sus actos en el bienestar de su objeto, en lugar de hacerlo sobre su propio placer.
Sobrevalora la importancia de sus convicciones, ideales y metas pues los pone en lugar de la realidad de la vida; pasa por alto la peculiaridad y la diversidad jus­ta de las restantes personas porque extrapola en exceso partiendo de él mismo; exagera sus fuerzas porque sus ideas y deseos le privan de una clara visión del conjunto. A partir de este modo de ver limitado surge su intolerancia.


Hay que añadir que cree que la ayuda consiste en quitarles a las otras perso­nas sus problemas. Lo mismo que en el caso de su idealismo, parte de que algo que a él le gusta les debe gustar también a los demás. Su gran espíritu empren­dedor y su impulso por actuar le exigen desplegar todas sus energías y le condu­cen a imponer a los demás sus buenos consejos y su ayuda. No se le ocurre que alguien busque y necesite algo distinto, e ignora que la ayuda precipitada tiene un efecto perjudicial, a pesar de sus buenas intenciones, porque quita la posibilidad al «desamparado» de ayudarse con sus propias fuerzas y fortalecerse con ello.
De este modo se perjudica él mismo ya que empujado por la fuerza y la fascinación, pasa por alto las señales interiores y exteriores que su cuerpo, sometido a un sobreesfuerzo, le envía en forma de síntomas de estrés. Por eso, de lo que se trata es de distanciarse, sobre todo de sí mismo, y de vivir de manera razona­ble, moderada y útil sus lados positivos: el gran espíritu emprendedor, la motivación noble y la capacidad de concentración y trabajo.


Descripción del estado: En el entusiasmo de perseguir determinada idea, no mide las propias fuerzas. Fanatismo. Manifiesta tensión en la mitad superior del cuerpo.


Verbalizaciones frecuentes:


“No se puede permitir tanta injusticia”, “Más de una vez me veo en dificultades por no poder callarme la boca, aunque sé que tengo razón”, “Reconozco que me gusta que piensen como yo”, “Soy muy vehemente y cuando me controlo me siento frustrado”, “No me agrada que cuestionen lo que digo y por eso expongo mis ideas con mucha claridad y extensamente”, “Cuando estoy convencido de que es como yo digo, lo mantengo a muerte”, “A veces estoy tan tenso que se me rompe la punta del lápiz al escribir”, “Me pongo muy nervioso cuando las cosas no me salen como yo quiero”, “Si algo me entusiasma quiero compartirlo con otros, quieran o no”.


Organos afectados:  PIERNAS, MUSLOS, MUSCULOS, MANOS, CABEZA, GARGANTA, CORAZÓN, CORTEZA CEREBRAL.


síntomas asociados: hiperactividad, tensión, cansancio, insomnio, malos hábitos, contracturas, calambres, histeria, irritabilidad, tos nerviosa, tics, fiebres emotivas, disfonías, enfermedades cardíacas y neurológicas, presbicia.


claves sintomáticas: FANATISMO, TENSIÓN


Combinaciones frecuentes con otros remedios


Acebo(1/36): afán impulsivo por mejorar el mundo.
Castaño blanco (11/36): ideas fijas.
Impaciencia (23/36): estrés y precipitación.
Roble albar (33/36): estrés debido a la fuerza por trabajar.
Vid (36/37): comportamiento totalmente intolerante.

 

 

 

Productes per a Celíacs

anar a Productes per a Celíacs

El món del Te

anar a El món del Te

Hamburgueses Vegetals

anar a Hamburgueses Vegetals

Sucs i Begudes

anar a Sucs i Begudes

Enllaços

Herbes Medicinals

Anar a Herbes Medicinals

 

 

anar a El kamut anar a l'Espelta