Índice

tornar a l'índex

anar a Flors de Bach

Índex

suggeriments i comentaris

Escoltar música

Vitamines i Minerals
Antioxidants
Sistema Digestiu
Productes més venuts
Beguda Ecològica de Espelta
Propolis
Cioccolini Galetes sense gluten.
Hamburguesa de tofu i algues
Quinoa Bio
Sucre de Canya
Crackers d'Espelta amb Sèsam Bio
Müsli Fruit
El kamut i La Espelta

anar a l'Espelta anar a El kamut

Vitamines i Minerals

Línea Corporal Welleda

anar a Corporal Welleda

La Mel i el Propolis
La Mel i el Propolis
Alimentació natural i bio
anar a Alimentació natural i bio
Comptador de visites

Ens han visitat

Proveïdors


Guia restaurants

 


IMPATIENS

 

IMPATIENS GLANDULIFERA

IMPACIENCIA

 

Descripción


Esta planta es nativa de  Cachemira y del Himalaya y fue llevada a Gran Bretaña al rededor de 1830. También se la conoce por los nombres vulgares de Policeman’s Helmet.
Impatiens elige bordes de agua para crecer y sus semillas se trasladan con la corriente. Puede vivir con mucha o poca luz y le es indiferente el tipo desuelo en el que se desarrolla.
Fue el segundo remedio que Bach preparó. Lo halló en las márgenes del río Welsh. Es decrecimiento rápido, de ramas altas que llegan hasta dos metros de altura con gran cantidad dc hojas. Cuando las vainas están listas estallan y se dispersan las semillas con mucha rapidez. Sus flores crecen todo el verano y se esparcen delicadas, colgantes como meciéndose tranquilamente.
En la zona de origen existe una creencia popular. Cuando se ve a un lmpatiens crecer cerca de una orquídea se debe preparar con ambas plantas un jugo producto de la maceración de éstas y quien lo tome se tornará invulnerable.


Relación Botánica


Género de arbustos y plantas perennes anuales y provista de tallos suculentos. Busca lugares húmedos y terrenos bajos. Sus flores son aliladas y rojizas y aparecen en julio hasta septiembre.

Observaciones psicoterapéuticas


El problema de las personas de tipo «impaciencia» radica en su elevado po­tencial de velocidad congénito. Pero no es la rapidez en sí misma la que les causa dificultades sino su incapacidad de adecuarla correctamente a cada situación. Es como un cochero que lleva siempre a sus caballos a la máxima velocidad, sin te­ner en cuenta el camino o el coche. Así se pasa de la meta o cae en situaciones que no quería, comete errores que debe corregir, destroza sus nervios de impa­ciencia por retrasos innecesarios. Cuando existe una intensa presión para conseguir el éxito o cumplir unos plazos esto mismo les puede suceder también a personas que no poseen la predisposición de «impaciencia».
El «coche de la vida» de la persona de tipo «impaciencia» podría llegar siempre con rapidez a su meta si consiguiera coordinar de manera lógica todas las fuer­zas impulsoras y actuar no sólo con rapidez sino también con convicción. Pero en realidad no puede evitar transformar inmediatamente en hechos una idea, manifestar al momento un pensamiento o llevar a cabo una acción de forma ins­tantánea, tropezando entonces a menudo sobre sus mismos pasos, cometiendo errores o llegando a resultados que no quería.


Una mejoría es posible desde dos aspectos: de fuera, evitando las circunstan­cias circunspectas que le ponen bajo apremio de tiempo, y desde dentro dejándo­se siempre un margen suficiente bajo el lema de «deprisa pero despacio» para poder transformar en la acción definitiva todos los sentimientos, percepciones, conoci­mientos, experiencias e ideas. Necesita mucha disciplina consciente, que conse­guirá a menudo después de dolorosas experiencias. Incluso aunque lo consiga, la típica persona «impaciencia» será siempre muy rápida; la comodidad, la tranquili­dad o la paciencia infinita no se ajustan a ella. De lo que se trata es de encontrar la medida personal bajo cuya influencia se encuentre el equilibrio interior.
Esto rige en especial para los niños de tipo «impaciencia», que no deben ser presionados a causa de esa tendencia congénita a la inquietud y la precipitación sino que se les ha de dar la posibilidad de encontrar su propio ritmo. No se les deben exigir tareas que requieran meticulosidad o paciencia sino abrirles posibi­lidades con las que puedan desarrollar su predisposición especial. Los modernos juegos de ordenador ejercen en este aspecto una influencia especialmente noci­va puesto que «jugando» ponen a las personas bajo una inmisericorde presión temporal; utilizados en exceso destruyen los nervios y el equilibrio interno. Tam­bién determinados alimentos pueden provocar en los niños graves trastornos nerviosos, algo que debe tenerse muy en cuenta en su dieta. 

                 
 Descripción del estado:Impaciente. Fácilmente irritable. Reacciones exageradas.
Inquietud física.


Verbalizaciones frecuentes:


Siempre me dicen que yo primero hago y luego pienso”, “Me cuesta adaptarme al ritmo de los demás porque soy muy rápido”, “Jamás hago cola; no lo aguanto”, “Cuando salgo con mi esposa, siempre se enoja porque no puede seguir mi paso”, “Me vuelve loca esperar que me atiendan en un restaurante”, “Todo debe marchar bien; si no, no me puedo contener”, “Cuando llego a casa, la comida ya tiene que estar sobre la mesa; no me gusta esperar ni un minuto”, “Dicen que soy poco diplomático porque les digo a mis empleados que prefiero hacer yo solo determinadas cosas porque pierdo menos tiempo que explicándoselas a ellos”, “Pero bueno, ¿todavía estás ahí?


Estado transformado: Paciencia, calma.


Organos afectados: EXTREMIDADES, CABEZA, TRACTO DIGESTIVO, DEDOS, CODOS Y
RODILLAS, MÚSCULOS.


síntomas asociados:


hipertensión arterial, contracturas, insomnio, torticolis, ansiedad, cefaleas, taquipsiquia, disnea, bulimia, torpeza, trastornos de conducta en los niños, constipación, depresión
ansiosa, tics, malos hábitos alimenticios, hiperactividad.


claves sintomáticas: IMPACIENCIA,IRRITABILIDAD


Combinaciones frecuentes con otros remedios


Acebo (1/23): impaciente y excitado.
Castaño blanco (11/23): intranquilidad espiritual.
Castaño rojo (13/23): intranquilidad preocupada.
Cerasifera (15/23): intranquilidad presicótica.
Escleranto (19/23): a punto de saltar e impaciente.
Mímulo (23/27): intranquilidad temerosa.
Tamarilla (23/35): excitación de pánico.
Verbena (23/36): estrés y apresuramiento.

 


 

Productes per a Celíacs

anar a Productes per a Celíacs

El món del Te

anar a El món del Te

Hamburgueses Vegetals

anar a Hamburgueses Vegetals

Sucs i Begudes

anar a Sucs i Begudes

Enllaços

Herbes Medicinals

Anar a Herbes Medicinals

 

 

 

anar a El kamut anar a l'Espelta