Índice

tornar a l'índex

anar a Flors de Bach

Productes per a Celíacs

anar a Productes per a Celíacs

Linea Corporal Welleda

anar a Corporal Welleda

Hamburgueses Vegetals
Sucs i Begudes

anar a Sucs i Begudes

El kamut i La Espelta

anar a El kamut anar a l'Espelta

Alimentació natural i bio
anar a Alimentació natural i bio
 
Herbes Medicinals

Anar a Herbes Medicinals

 

 

 

 


HORNBEAM

 

CARPINUS BETULUS

HOJARAZO

Descripción

Gorse puede ser encontrada en toda Inglaterra, preferentemente en pantanos y tierras arenosas. Sus flores son de color amarillo dorado y muy fragantes y atrayentes para las abejas. En cuanto el insecto se acerca, esta dispersa el polen sobre el visitante. Para evitar convertirse en alimento de los animales tiene fuertes espinas con las que se defiende.
Así como este curador hace descubrir la fuerza interior que hay en nuestro interior para seguir adelante, así como un manto dorado se disemina en grandes superficies hasta confundir la vista con el horizonte.
Los celtas consideraban a la Aulaga como uno de los ocho árboles rústicos sagrados. Una de las leyendas druidas cuenta que este árbol se solía confundir con el acebo y que por esto los dioses hicieron a uno con flores blancas y a otro con flores amarillas.


Relación Botánica


Es una arbusto breñoso. Mide entre 1 my 1,20. En primavera produce flores aromáticas, papilionáceas, dobles y de color amarillo dispuestas en brotes de color verde oscuro. Un nombre popular de esta planta es “tojo”.



Descripción


Este es un árbol fuerte de varios usos. En lo ornamental, se lo utiliza para glorietas y caminos, en forma de arco, en los grandes parques, y también la unión de sus copas provee protección de la lluvia y el sol al caminante.
Era muy buscado en los aserraderos para construir con su madera dura y suave mazas, ruedas y yugos para el arado.
Es indiferente a los caprichos del suelo, del clima y de los hombres. Cuando es talado, vuelve a crecer insistentemente.
Se lo puede encontrar en los alrededores de Londres. El Dr. Bach lo halló en el valle del Tamesis.
Los campesinos de Inglaterra tienen la creencia de que abanicarse con las hojas de esta planta hace que se transfiera a ellas el cansancio de una larga caminata.


Relación Botánica


Es un árbol de la familia dc las coriláceas o carpináceas que son una especie utilizada en la ¡ardinería, por cl colorido que adquiere su follaje en otoño y también por los frutos pequeños y alados. Son muy resistentes y generalmente prefieren suelos fértiles y bien drenados. La variedad betulus llega hasta una altura de 25 metros y florece desde principios hasta mediados de la primavera. Posee un tronco estriado y hojas ovales, con las nervaduras sobresalientes y de color verde oscuro que se tornan amarillas y anaranjadas en el otoño. Cuando joven su forma asemeja una llama. Sus flores son de color verde amarronada.


Observaciones psicoterapéuticas


El síndrome «hojaranzo» surge de la necesidad de un rendimiento bueno o per­fecto, pero cuya satisfacción es cuestionada de modo permanente por la auto­crítica y la prevención existentes de forma simultánea. El tipo «hojaranzo» tiende a sobrevalorar las tareas que se le imponen y a infravalorar su capacidad, lo que provoca frecuentes y atormentadores sentimientos de insuficiencia o de sobrecarga o bien temores al fracaso. El hecho de que sólo sean subjetivos e imagina­rios se demuestra cuando se le plantea realmente una exigencia. Entonces es ca­paz de hacerlas frente.
Esta estimación errónea surge siempre que vive bajo circunstancias, o debe satisfacer tareas, que por naturaleza le son ajenas y que, por consiguiente, como percibe de modo instintivo, no están hechas a su medida. Es algo análogo a lo que sucede con la tendencia a desarrollar sentimientos de culpabilidad. También aparecen a partir del conocimiento instintivo de que no podrá hacer frente a las exigencias (morales) de su entorno, porque por naturaleza no le son propias ni le corresponden. Mientras que el sentimiento de culpa (véase Pino albar) se refiere al valor teórico propio de tipo espiritual y psíquico, el sentimiento de incapacidad de «hojaranzo» se extiende a la capacidad práctica de tipo físico e intelectual. El comportamiento «hojaranzo», con sus expectativas pesimistas, es en realidad una especie de reacción de defensa y protección para evitar, en primer lugar, los fra­casos mediante un abandono profiláctico y para modificar, en segundo lugar, las tareas y las condiciones de vida mediante una especie de huelga pasiva.


No hay que dejarse engañar por el buen rendimiento que puede presentar la persona de tipo «hojaranzo» cuando se le exige. Aunque parece demostrar que cuando quiere puede hacer las cosas, no se corresponde con sus posibilidades reales, que se ven impedidas por una errónea aplicación. El hecho de que cons­tantemente caiga en el pesimismo debería dejar bien claro que necesita una me­joría substancial en sus condiciones vitales.
Hay dos puntos de vista importantes a este respecto: en primer lugar, la su­peracion de las enfermedades depresivas que pudieran existir (sobre todo del hí­gado) y, en segundo lugar, el cambio en la situación vital objetiva, es decir, alegría y autorrealización en lugar de obligación y coacción. Cuando la persona de tipo «hojaranzo» (y en principio esto rige para todos los seres humanos) puede vivir conforme a sus posibilidades, necesidades y deseos personales, algo que puede llamarse también autorrealizacíón, es eficiente y optimista.


Sobre todo los niños que desarrollan estados de tipo «hojaranzo» deberían ser conducidos por una vía que les permitiera desarrollarse. De lo contrario serán como plantas que deben crecer en un clima desfavorable y severo: se adaptan pero dan un porte enano.


Descripción del estado:


Temor de encontrarse demasiado cansado como para sobrellevar las obligaciones cotidianas, pero no obstante. lo consigue. Por la mañana, sensación de no poder levantarse por cansancio.


Verbalizaciones frecuentes:


“Qué raro: los días de fiesta madrugo con más facilidad que los días laborables”, “Sólo pensar lo que tengo que hacer, ya quiero posponerlo”, “Cuando algo rompe la rutina diaria, siento como un desafío, se me despeja la cabeza y se me va la fatiga”, “Los lunes por la mañana son negros para mí”, “Me siento embotada de estudiar (o ver la televisión, etc...) tanto”, “Necesito tomar café para ponerme en marcha”, “Me despierto más cansada de lo que me acosté”.


Para recordar: Cansancio mental y físico. Pereza.


Estado transformado: Vitalidad, frescura..


Organos afectados: PIERNAS, BRAZOS, CABEZA, SISTEMA DIGESTIVO, OJOS, TONO
MUSCULAR, PIEL DÉBIL Y SENSIBLE, HÍGADO, VESÍCULA, TIROIDES.


Síntomas asociados:


cansancio, mala circulación, astenia, dolor de cabeza, pesadez, sueño, mal funcionamiento de la tiroides, baja movilidad, rehabilitaciones físicas, frustración, falta creatividad, debilidad en el tejido conjuntivo, convalecencias, falta de ánimo e interés


claves sintomáticas: CANSANCIO FÍSICO Y MENTAL.


Combinaciones frecuentes con otros remedios


Alerce (6/22): sentimiento de sobrecarga por falta de autocon fianza.
Centaura menor (14/22): sentimiento de sobrecarga por falta de indeperdencia.
Escaramujo (18/22): falta de impulsos por sentimiento de sobrecarga.
Genciana (20/22): pesimista y con voluntad débil.
Mímulo (22/27): temor al fracaso.
Olmo (22/31): crisis agudas de rendimiento.

 

 

anar a El kamut anar a l'Espelta